Loading…
  • 0
  • 1
  • 2

Las Salineras de Maras

Las Salineras de Maras son un conjunto de más de 3000 pozos de sal cuya existencia se remonta a los tiempos incaicos. Un riachuelo de agua salada proveniente de un manantial natural es canalizado de tal forma que el agua es distribuida por todos y cada uno de los pozos, cuya área promedio es de 5 m2 y yacen agrupados en “terrazas” sobre la pendiente de la montaña “Qaqañiway “.

En tiempos de sequía (de abril a noviembre) estos pozos son llenados de agua cada 3 días, para que al evaporarse el agua, la sal contenida en ésta se solidifique paulatinamente. Cada pozo provee unos 150 kilos de sal al mes. Durante la época de lluvias (de diciembre a marzo), los pobladores se dedican a refinar, yodar y vender la sal. La sal será después embolsada en costales plásticos y enviada a los mercados de la región. En la actualidad, las salineras de Maras son trabajadas por una cooperativa de 260 comuneros.

El pueblo de Maras ubicado a unos 6 kilómetros de las salineras, también merece una visita. En Maras, se pueden apreciar la iglesia San Francisco de Asís, construida en adobe, la cual guarda todavía algunos lienzos del pintor de la escuela cusqueña Antonio Sinchi Roqa Inka. Se puede también observar dinteles que datan de la época colonial y en los cuales se encuentran incrustados blasones nobiliarios o inscripciones talladas en la piedra y que indican la fecha en la que fueron construidas y el nombre de su propietario.